Fisioterapia para empresas, colectivos, a domicilio

Seguro que has oído hablar del Pilates, pero….¿sabes todo lo bueno que puede suponer practicarlo?

Joseph Hubertus Pilates fue el creador de esta disciplina a principios del siglo XX. Gracias a sus conocimientos de traumatología, gimnasia y yoga, desarrolló un sistema de ejercicios que unían el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la relajación y la respiración.

Todos los ejercicios de Pilates se centran en desarrollar los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad a la columna vertebral, que es el pilar básico de nuestro cuerpo.

Desde que se creó, han surgido innumerables variantes del Pilates, pero sus fundamentos básicos permanecen inalterables. Estos son:

  • Alineamiento
  • Centralización
  • Concentración
  • Control
  • Precisión
  • Fluidez
  • Respiración

Los beneficios del pilates son muy variados. Seguro que si preguntas a personas que lo practican, te dirán cómo han mejorado a nivel físico y mental. Algunas de las ventajas de practicar esta disciplina son:

1.- Mejora la respiración. Cuando se realizan los ejercicios de pilates, hay que coordinar la respiración con los movimientos. Esto favorece la capacidad pulmonar, reduce la presión arterial, mejora la circulación, incrementa tu energía y hace que aprendas a relajarte en momentos tensos.

2.- Mejora el control y la colocación del cuerpo. Al trabajar los músculos de base, provoca el fortalecimiento de los mismos, y como resultado mejoramos la movilidad articular, corrige la postura al alinear al cuerpo, la estabilidad general, previene el daño en la columna, reduce la posibilidad de lesiones, tonifica los músculos de manera integral y un largo etcétera.

3.- Aumenta la fuerza y reduce el estrés. El pilates consigue que los músculos estén más fuertes, al trabajarlos por separado y por medio de contracciones excéntricas. También los tendones y ligamentos tienen mayor flexibilidad, lo que hace que se reduzca la posibilidad de lesiones. Además, al trabajar el movimiento con la respiración, hace que aprendamos a relajarnos tras un día largo y estresante lo que nos ayuda a dormir y descansar mejor.

4.- Se adapta a cualquier condición física. Para practicar pilates no hace falta que seamos atletas olímpicos. Gracias a las muchas variaciones de sus ejercicios, el pilates se adapta a todo tipo de personas; desde los que llevan tiempo haciendo otros deportes, como a gente que nunca se ha levantado del sofá, personas mayores e incluso embarazadas.

Como verás, el hacer pilates son todo ventajas….a qué esperas para practicarlo????

¡Comenta!

Volver